Cerca, lejos, donde quiera que estés,
Creo que tu corazón aun sigue.
Una vez mas, abriste la puerta
Y estas aquí, en mi corazón.
Y  en mi corazón seguirás y seguirás.

Mi nombre es Gloria y mi historia, es parecida a muchas mamas que han perdido su hijo/a.

Carolina era una joven sana, tenia 25 años, nunca una enfermedad, se había ido a vivir a Holanda, allá se caso tuvo a su hijo, estudio el idioma y luego su profesión, de técnica en nutrición, ejerciendo en un hospital de Rotterdam, con niños con leucemia.

Todo nuestra familia contenta y felices por nuestros hijos.

Un día nos escribió, contando sobre su enfermedad que le habían diagnosticado, (Leucemia) fueron unos días dolorosos, quería volar hacia allá y estar junto a ella, pero la vida no es tan fácil en algunos momentos.

Después de unos días  de exámenes se valoro la posibilidad de un protocolo que tenia que firmar, así fue que el 23 de septiembre del 2002, empezó quimioterapia diaria por 7 días, junto a una nueva medicación para la leucemia, fue dada de alta debiendo tener controles post _ quimio.

A los 10 días comenzó el deterioro de su salud, y les pido a través de mi hija que la saquen del protocolo, ya que le habían dicho que podía hacerlo cuando quisiera, se opuso su medico, continuando con el tratamiento.

Un día amaneció con dolor de garganta y a las horas volaba en fiebre, llamamos a su medico, quien adujo que se va, pero que deja todo en manos de otro colega!! es ingresada en sala general, junto a hombres y mujeres en estado grave, luego de varias horas, le colocan una vía en su brazo y así nos fuimos a casa, junto a su marido.

No podíamos quedarnos, fuimos en la tarde y su estado era muy grave, le dije a su enfermera, pero no me entendían lo que les pedíamos, era que la pasaran a terapia intensiva, se quedo  nuevamente sola y se cayo de la cama en la noche, descubrieron la gravedad que tenia, recién fue ingresada en terapia intensiva, para entonces los médicos nos dieron un 40% de vida.

Estuvo con respirador, a la semana de haber ingresado, sufre una trombosis y ellos dicen que hay que practicarle la" Eutanasia", dijeron que eso es lo que manda la ley en Holanda, nos opusimos, pero adujeron que había  falta de camas, a la media hora le habían sacado el respirador falleciendo el 22 de octubre del 2002.

Su enfermedad y su muerte fue casi inexplicable y nos dejo enfermos de dolor, queriéndonos morir, así han pasado dos años de su muerte, en un caos primero, internaciones mías después debido al stress .... casi me muero,  poco a poco hemos tratado de seguir viviendo recordándola por nuestros hijos que nos quedan, este dolor es como una puñalada, que te abre una herida y poquito a poco va cerrando.

Lo único que no encontré explicación, fue la medicina de Holanda, hubo una investigación posterior a pedido nuestro, pero no encontraron nada ilegal, según ellos.... pero todo fue así, no se si el destino o la negligencia, por que hasta el que no sabe de medicina, sabe que un paciente debe estar aislado cuando tiene las defensas bajas ... por que le dijeron que cuando quiera podía salir del protocolo y cuando quiso hacerlo no se lo permitieron? todo mentiras, desde el principio, pero todo se paga en esta vida y lo dejo en manos de El.

Mi nieto tenia 5 años y medio, mañana cumple 8 anitos y ya van dos sin su mama.
Esta es la historia de una Argentina en Holanda que quería vivir, pero algo o el destino fue que trunco su sueño.

Tu mamá

Gloria

 

   

 

 

Visita y únete a nuestra comunidad
pinchando en la siguiente imagen.
Te esperamos !!!!