Como fue el Domingo ? fui a Misa de Pascua, en la Catedral, en primera fila, viví, como todo este tiempo a pleno la Pascua. El sacerdote dijo que buscaba un símbolo de alegría , pero no lo encontraba con todo lo que estaba pasando...

Y busco, en que encontraba alegría Jesús, en cosas simples, dijo y comenzó a pasear por todo el Nuevo Testamento... Cuando la Misa termino, me acerque a la guía y le dije, ”digale al padre, que si Dios no hubiera hecho este Día ,esta madre no estaría de pie , eso es alegría ... ... fui a San Pedro Telmo ...

Fui a la visita, había llevado un pañuelito mojado en agua bendita y se lo pase por la frente y al ponerlo en el pecho, tuvo un espasmo, luego continué con todo el cuerpo y le cante las canciones de pascua, que sonaban en mis oídos, Pescador de hombres, Foco Divino...

Fuimos a comer, estábamos todos. Menos Maqui y Leo , se hizo la hora de la visita y comencé a flaquear, me maree, tuve taquicardia y me mordía y lloraba; entonces le dije a papi, que su hijo no daba mas , que intercediera.

Informe medico. Parada ante el ascensor sentí que algo me partía de arriba hacia abajo.

En el hotel  charlábamos con Mario  después de cenar, que hacer si se hacia largo, me voy a bañar y entra Mario con la noticia... ... Gracias a Dios ! fue lo que dije... pero luego, un ataque de nervios, me dio un dolor en el pecho, llamaron a Same, análisis de sangre , electro , me acompañan Mirta y Rosa al hospital Penna.

Este escrito y el del Sábado Santo, fueron hechos en la ambulancia , en la cual trajimos el férretro con Martín.

 

 

Recuerdos


En la Misa Pascual, mi corazón rebosaba de alegría, por eso mi atrevimiento, yo pueblerina , que quedaba desubicada con la Liturgia de La Catedral, me atreví, a acercarme a esa señora y contarle , lo que a Martín y a mi nos pasaba, y que esta madre creía en la Resurrección y por lo tanto era feliz a pesar de que a unas pocas cuadras, le esperaba un hijo moribundo. La noche anterior , pensé que nos darían del agua nueva, como hacemos en Necochea, pero no, por eso al recibir la Bendición Pascual, moje mi pañuelo y como era poco, lo hice por los lugares en que el sacerdote , había derramado mas, quería bendecir a Martín, y mientras lo hacia, le decía que era el agua Nueva de la Pascua, que lo bendecía en el Nombre de Jesús, ante la contorsión que tuvo su cuerpo, no me asuste, continué y besándolo, lo deje en paz.

En la visita de la tarde... paso mucho tiempo en que no me podía acordar, como fue, luego recordé que le cante los arrorros con los que lo acunaba y que no podía entonar, Santa Ana, así, que al salir, mama esperaba para entrar junto a Mateo y le pedí que ella se lo cantara, lo hizo.

La sala estaba llena de familiares, los médicos tardaban lo indecible para empezar a dar los partes, la gente protestaba, otros lloraban. Yo que en días anteriores me había dedicado a consolar a algunos, especialmente a esa madre , cuyo único hijo de 22 años , lo choco un tren y tenia la camilla junto a la de Martín (que habrá sido de ellos?)Esa tarde, no me podía tener, todo me molestaba. Me distancie del grup, de lejos vigilaba a Mauro y a Mateo, esa noche volvían para Necochea, se habían despedido de su hermano. Mi cuñada Adriana se quiso acercar, pero la rechace con un gesto y la mano, allí sentía todos esos dolores, allí casi gritando (para adentro) con lagrimas en los ojos, por primera vez desde que este Vía Crucis comenzó , me acorde de pedirle a mi santo particular “mi viejo” que interceda, yo NO DABA MAS, EL DOLOR ME TALADRABA, QUERÍA PIEDAD ... No paso mucho y la respuesta llego, con ese rayo, que partió mi lado izquierdo, ese que aun hoy siento muerto.

YO SE, que en ese momento, mi hijo entrego su alma.

Nos despedimos de los chicos que tomaban el micro a la noche desde Liniers, y comentábamos con mi marido, que haría el, si esto era para largo, yo me había jubilado el primero de marzo, pero a el, lo esperaba el trabajo...

Cuando Mario entro al baño y me dijo... mami Martín falleció... Gracias a Dios... dije... pero al rato, una furia , una bronca, un no, mi hijo.... NO !!!

Mientras mi hermano Edgardo, corría por la autopista, llorando (lo llame al celular) para alcanzar a mis hijos antes de que se fueran para Necochea, Adriana, hacia otro tanto en un remis, ya que Enrique era quien los había llevado. Cuentan que casi juntos llegaron los tíos, que todos se abrazaron llorando, que ya era hora para partir. Y ellos dos pasaron esa noche con su dolor en la carretera, yo internada en el Penna (con estudios cardiacos), Mario reconociendo el cadáver de su hijo junto a mis hermanos.

Edgardo vio que el rigor mortis, no era de la hora que nos decían 22,..hrs. sino anterior, por eso se, además, que Martín partió cuando yo lo sentí y que ese costado muerto no dejo de acompañarme hasta hoy, es el tercio de mi corazón lo que siento que me falta, primero no entendí, porque un costado y no el medio, luego me di cuenta, tres hijos son los que tengo.

Y así en Pascua de Resurrección, mi hijo hacia Su Pascua, pasaba de la muerte a la Vida Eterna, .... que hizo Dios ese Día por el, por mi, por nosotros.

Susana

 

 

Visita y únete a nuestra comunidad
pinchando en la siguiente imagen.
Te esperamos !!!!