Mirándola de frente, sin negarla, una muerte esperada se hace amiga; ella trae al final de la jornada recompensa feliz a quien camina, teniendo en su horizonte la esperanza, en Dios que nos espera en la alegría.

A todos los que creen que morir no es dormirse en un sueño final, sino despertar definitivamente a una Vida plena y feliz. A todos los que quisieran creerlo, y sufren porque no pueden. Y a todos los que no lo creen y lo niegan; pero se sentirán felices cuando al morir constaten, que lo que negaron era cierto.


 

 Vive con tus muertos que viven
 Mira que de ti depende como recordarlos
 Cuando hayas terminado de despedirlos
 No te quedes llorando

 

 

Visita y únete a nuestra comunidad

pinchando en la siguiente imagen te esperamos !!!!