Como nube pasajera es nuestra vida y quien nos lleva,

quien nos lleva es el soplo del Señor.

Lo que hizo Dios, El lo hizo por amor.

Como nube pasajera es nuestra vida y no importa,

no importa ni el dinero ni el poder.

Feliz de aquél que al llegar aquella hora,

esté sereno y preparado al morir.

Somos todos como nube pasajera,

no importa cuantos años viviremos,

cuando al fin llegue la hora más postrera,

el Señor preguntará por lo que hicimos.

En el cielo entrarán los amorosos,

los que amaron como Dios mandó amar.

Quien lucho por ver feliz a otra persona,

eternamente allá en el cielo vivirá.

Pe. Zezinho, scj.

 

 

 

 

Visita y únete a nuestra comunidad
pinchando en la siguiente imagen.
¡¡¡ Te esperamos !!!!