Señor. Tu siempre me has dado

la fuerza necesaria,

y, aunque débil,

Creo en Ti.

Señor, Tu siempre me has dado

la paz de cada día,

y, aunque angustiado

Creo en Ti.

Señor,

Tu siempre me has guardado en la prueba,

aunque estoy en ella,

Creo en Ti ,Señor.

Tu siempre has alumbrado mis tinieblas,

en mis noches y en mis días,

Y, aunque no tengo luz,

Creo en Ti.

 Amen

 

 

          

Visita y únete a nuestra comunidad
pinchando en la siguiente imagen.
Te esperamos!!!