Cuando Dios llama a los niños
para que le acompañen en las alturas,
nosotros los mortales a veces,
dudamos de la sabiduría de su amor.

No hay dolor que se compare,
con la muerte de un niño,
el hace que nuestro mundo,
sea bueno y agradable.

Talvez Dios se cansa de llamar,
a las personas mayores a su lado,
así es que escoge un ramillete de flores,
antes de que se marchite.

Dios sabe cuanto los necesitamos,
por eso solo llama a unos cuantos,
para hacer que un lugar llamado Cielo,
tenga una vista mas bella.


  Aunque creer esto es muy difícil,
aun así debemos de tratar de hacerlo,
la palabra mas triste que el hombre conocerá
siempre será la palabra "Adiós "


  Así es que cuando un niño parte,
cuando nosotros quedamos atrás,
debemos de saber que Dios ama a los niños,
y que los ángeles son difíciles de encontrar.

 

 

 

 

Visita y únete a nuestra comunidad

pinchando en la siguiente imagen.

te esperamos !!!!