Dios no ha prometido cielos siempre azules,
Ni que la vida toda sea senda de flores y perfumes;
Dios no ha prometido sol sin chaparrones,
Alegría sin dolor, paz sin tribulaciones.

Dios no ha prometido que jamás conoceremos
Trabajos, tentaciones y quebrantos extremos.
No ha dicho que no llevaremos a cuestas
Muchas cruces pesadas, muchas cosas molestas.

Dios no ha prometido espaciosas calzadas,
Un viaje sin obstáculos en rápidas jornadas,
Sin toparnos jamás con montañas rocosas
Ni ríos de aguas hondas y estruendosas.

Pero si ha prometido fuerzas para cada día,
Descanso a su tiempo, luz para la travesía,
Gracia en las pruebas, ayuda del Cielo,
Inagotable compasión y amor imperecedero

 

Visita y únete a nuestra comunidad

pinchando en la siguiente imagen.

te esperamos !!!!