Ante la prueba, ante el dolor que hace sangrar el corazón por el regreso anticipado de un hijo o una hija a la "Casa del Padre" cada uno siente la tentación de encerrarse en si mismo, de desfallecer en su esperanza, de sucumbir como si todo estuviese perdido.

El pensamiento gira para encontrar la manera de curar la herida, de sanar el corazón, se despiertan en nosotros una serie de sentimientos encontrados.

Quien sabe estas meditaciones ayuden a algún padre o madre a lidiar en su duelo por el dolor de la perdida.

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

Visita y únete a nuestra comunidad
pinchando en la siguiente imagen.
te esperamos!!!