Las dificultades están hechas para ser superadas y no para dejarnos superar por ellas; porque en ésta vida quieras o no hallarás muchas dificultades.

No temas a que la dificultad te golpee; a veces esos golpes son duros y crueles, pero los atletas no se hacen entre sábanas, sino en los campos deportivos y a través del duro competir; lo mismo que el santo no es producto de las contemplaciones, sino de esfuerzos, vencimientos y negaciones de si mismo; así el ser humano no se hace entre blanduras, sino con el duro bregar del vivir diario.

Todos anhelamos la alegría, una alegría verdadera, pero no siempre la conseguimos.

Si quieres estar triste piensa sólo en ti; si quieres estar alegre, piensa en Dios. Cuando pienses sólo en ti, encontrarás muchos motivos para estar triste, porque somos poca cosa, con muchas limitaciones y debilidades; pero al pensar en Dios hallaremos muchas razones para alegrar el espíritu, porque Dios es bondad y amor, y la bondad y el amor sólo producen alegría plena .

Escríbeme

 

 

Visita y únete a nuestra comunidad

pinchando en la siguiente imagen.

te esperamos !!!!