Nada puede tener larga duración, si tiene fin. Si algo tiene limites, no es absoluto.

Hay veces que los días de dolor y tristeza lucen como que no fuesen a terminar; las largas noches de insomnio, los días de arduo trabajo, la enfermedad dolorosa o que nos molesta, el problema que nos perturba y angustia, la pena que nos traspasa el corazón y se aferra a nosotros con garra desvastadora...todo esto parece que fuese a durar para toda la vida.

Sin embargo, es todo lo contrario, todo pasa, todo se acaba, todo llega a desaparecer y luego con el pasar del tiempo todo mas o menos se olvida, por eso bien podemos decir; que nada dura por mucho tiempo si tiene fin, y una vez que ese fin llega, ya no hay mucho de que hablar.

Sin embargo, aquel que es Absoluto, aquel que no tiene ni principio ni fin, aquel que es eterno, es el que nunca pasa, el que por si mismo no es que sea mucho, sino que lo es todo, y ese es Dios, el todo y razón de nuestro ser y existir.

 

   
 

 

 

Visita y únete a nuestra comunidad

pinchando en la siguiente imagen.

te esperamos !!!!